20

Lily, Julio 2014

Viví en Ani Nii Shobo durante 8 semanas al inicio de 2014. Estaba ahí para estudiar el uso de la ayahuasca y plantas medicinales por extranjeros para mi maestría, y participé en un tratamiento de plantas medicinales personalmente. Fue una experiencia intensa para mí, viajando sola por primera vez, y con la presión de estudiar al mismo tiempo que utilizaba esta medicina, pero todo lo que puedo decir es que estoy 100% feliz de haber ido a Ani Nii Shobo y no a otro lugar. Los voluntarios, chamanes, dueños y huéspedes en ANS fueron de gran apoyo para mí durante mi estadía. Me sentí segura y protegida, y cuando me sentí perdida, siempre tuve a alguien a quien acudir.

La medicina de las plantas me enseñó mucho de mí y mis problemas. Y de una manera mucho más convincente que todo lo que había experimentado antes. Desde entonces, he cambiado mi estiIo de vida de una forma muy significativa, lo que ha sido desafiante y también increíblemente recompensado. Ahora mi foco es cómo cuidarme mejor para así ser una mejor persons para los que están a mí alrededor. Ahora siento un respeto y conexión increíble con la naturaleza. Siempre me interesé por la naturaleza, pero esta es la primera vez en mi vida en la que me he sentido conectada. Estoy más atenta a las energías a mi alrededor y la interconexión entre mi mente, cuerpo y espíritu. Encontré una apreciación aún mayor por la belleza en la vida de la que sentí antes.

No hay duda que usar la medicina shipiba es desafiante, pero también es algo revelador y especial. Es un camino al entendimiento interior y al crecimiento personal. ANS es un lugar en el que esto puede suceder en forma segura y con apoyo. Me siento afortunada de haber pasado por esta experiencia en mis veintes. Mi mundo completo se ha expandido. Gracias a todos los que han compartido el tiempo conmigo en ANS. Fue realmente increíble.


ument, 'script', 'twitter-wjs');